Señora presidenta: ¿se puede discutir un presupuesto nacional por fuera del contexto político y económico tanto nacional como internacional?

La Argentina hoy está situada en el centro de una disputa de poder a nivel mundial que le exige al gobierno concesiones en términos de política financiera. Por presiones mucho menores otros gobiernos han tenido que ceder sus proyectos económicos y políticos o, lisa o llanamente, han claudicado.

Este es un gobierno que frente a las presiones financieras contesta inyectando más recursos a la demanda y al consumo.

El presupuesto no es un fin en sí mismo; este presupuesto en particular constituye un eslabón dentro de un engranaje político que tiene distintos planos.

"Señora presidenta: voy a fundamentar lo más concisamente posible el apoyo de nuestro bloque al proyecto de reforma de los códigos Civil y Comercial, iniciativa que junto con la ley de medios, probablemente, ha sido una de las más discutidas por la sociedad. Lo que pasa es que, seguramente, tenemos una mirada distinta de lo que representa el debate parlamentario de la que tienen los legisladores que se acaban de retirar.

Cuando el Parlamento está ocupado por una elite, el debate parlamentario y el debate social son distintos: la sociedad discute una cosa y el Parlamento, cerrado, expresando intereses de la corporación política, discute otra. La consecuencia de ello es el hartazgo de la sociedad y la crisis de la política. Ahora bien, cuando el Parlamento está ocupado por militantes, el debate en la sociedad y el debate en el Parlamento tienen una línea de continuidad, porque el militante está inserto en cada una de las organizaciones de la sociedad que dieron ese debate. Entonces, es una misma cosa, un conjunto.

Este debate que estamos dando hoy es la continuidad de las audiencias públicas que expresaron la complejidad y la heterogeneidad de las posiciones de nuestra sociedad. Por eso, ni siquiera es el Código que exprese a la fuerza oficialista. Es el Código que expresa la complejidad de intereses que hay en nuestra sociedad.

Señora presidenta: estos debates -el de la semana pasada, este y el del presupuesto- no son compartimientos estancos. Son engranajes que construyen las herramientas de un modelo. Por eso, es lógico que quienes se opusieron antes lo hagan también después, porque su lugar donde pararse es la oposición a un modelo. Entonces, según como se posiciona cada uno, las mismas palabras adquieren sentido diferente y en muchos casos opuesto. Por ejemplo, se dice que en la Argentina hay pocos dólares. Falso. La Argentina es uno de los países que concentra mayor cantidad de dólares por habitante. La pregunta, señora presidenta, es quién los tiene y dónde están. Los tienen acumulados pocos grupos muy concentrados que los han podido fugar a paraísos fiscales a partir de sus tasas de ganancia; y de lo que se trata aquí es de intervenir sobre esa tasa desmesurada de ganancia.

Ciclo Territorios, Derecho a la ciudad, Situación actual y Políticas Públicas.

Muchísimas gracias por la invitación a un evento como este, tan importante para abordar la cuestión de “el derecho a otra ciudad”. Otro modelo de ciudad fue rondando en todas las intervenciones anteriores. Y nosotros, como platenses, tenemos una deuda muy grande con nuestra ciudad, respecto de la contradicción principal entre democracia y corporaciones. En nuestra ciudad, la política no sólo no es autónoma de las corporaciones económicas y mediáticas –como sí lo es el gobierno nacional- sino que, por el contrario, le pide instrucciones antes de tomar cada una de sus decisiones.

Para construir otra ciudad de La Plata se hace necesaria otra ruralidad. El vínculo entre la tierra urbana, la tierra rural, y las semi-urbanas o semi-rurales necesita otro tipo de relación, necesita una convocatoria a todos los actores sociales involucrados (por ejemplo, los productores de la agricultura familiar o las familias que demandan una vivienda urbana), y no como hasta ahora, que esa relación compleja entre la tierra urbana y rural ha derivado sólo en el enriquecimiento de aquellos funcionarios encargados de dictar los cambios y las excepciones en el régimen de ordenamiento urbano.

Buenas tardes a todas y todos.

Quisiera agradecer la presencia de todos ustedes y felicitar a la señora diputada García por la amplitud y por el sentido de la convocatoria. Puede haber convocatorias grandes pero ésta establece prioridades.

En el seno de la comisión se están discutiendo proyectos relacionados con la producción pública y con el relanzamiento de la idea de los genéricos. El proyecto que nosotros humildemente acercamos tiene que ver con el mercado de los medicamentos y con el precio, pero todas las iniciativas van orientadas en una dirección.

Ustedes hoy van a llevarse el CD, y en la página de Internet de la Cámara tiene acceso a todos los proyectos presentados. Por lo tanto, pueden mirar, analizar, modificar y sugerir sobre el texto del proyecto.

La experiencia nos indica que en estas y muchas otras materias legislativas es importante el texto de los proyectos porque, en definitiva, es lo que luego se convierte en norma positiva. Sin embargo, a mi juicio, tal vez es más importante el contexto de debate que abre un proyecto, y en esa dirección van dirigidas estas breves palabras.